lunes, 1 de marzo de 2010

Mariposa herida

“Mariposa herida”



  
De qué se alimenta el alma,
de qué se alimenta el amor,
con qué se serena el viento,
y con qué se apaga el dolor.

A todas estas preguntas,
a las cuales no hallaba respuesta,
después de regresar
de más allá de las estrellas,
dónde se funden estrellas y amores,
yo me hallaba con algo de mi,
que no encontraba el camino,
con algo de mi ya largo tiempo partido,
algo así como un viajero sin destino,
como un algo que se ha perdido en el cosmos,
imaginando una y mil cosas,
a las cuales nadie tiene respuestas.

Muy cansado me encontraba,
y mi mente no paraba de girar
y girar sobre sí misma,
como el mismísimo firmamento,
en busca de qué,
en huida hacia la nada,
cuando por milagro no pisé
a una simple mariposa
que en suelo yacía herida
y no podía volar.

En el vuelo estaba su vida,
y yo aunque muy cansado estaba,
no la quise pisar.
Con delicadeza la  cogí
Para ayudarla a volar.

Vuela, vuela mariposa,
y regresa a tu hogar,
que yo regresaré al mío,
aunque para ello tenga que dejar de volar,
y volver a los caminos,
y me tenga que volver a arrastrar.

Francisco Cervera 
(en Dama de Viento)

No hay comentarios:

Loading...

¿Qué es Poesía?

ME GUSTA LEER

ATENCION NIÑOS